RSS

Archivo de la categoría: 15M

La Diada, banderitas y elecciones catalanas

Una de las cosas que éste año contribuyó ampliamente a que septiembre fuera un mes extraño, fue el 11 de septiembre, la Diada de Catalunya.

Para quienes no lo sepan, ese día se celebra en conmemoración a la finalización (y pérdida) de la guerra de sucesión del s. XVII entre dos reinos de Aragón y Castilla, de los que ganó este último, cuya casa real eran los Borbones que son, recuerdo, los palurdos que todavía siguen en el poder. En otras palabras, se celebra con nostalgia el día que Catalunya dejó de ser (junto con las otras regiones anteriormente conocidas como Reino de Aragón y ahora recopiladas como ‘països catalans’… aunque sin Aragón) un país independiente del resto de España (para entonces Reino de Castilla). Y hasta aquí mi precaria lección de historia.

Desde entonces, dicho de una manera muy simplificada, el deseo catalanista por recuperar la independencia como país ha ido siendo avivado o mitigado dependiendo de la situación política del estado español (y/o del trato que tenga Catalunya dentro de España). No es de extrañar, entonces, que dada la situación socio-económica y política actual, sean cada vez mas los que ahora estén deseando salir de ésta mierda de país y (re)fundar el suyo propio donde administrar los recursos sin depender del imbécil que tenemos por presidente y sus secuaces. Hasta aquí todo normal. Una historia de guerras e invasiones normal. Una historia de represión cultural usual. Un rechazo ante la casta política esperable…

Recordemos entonces otros datos. Dada la decepción que los gobiernos mal llamados de izquierdas habían despertado en sus últimos años de mandato por la sumisión hacia la troika y las consecuentes políticas de privatización, un giro a la derecha era, desgraciadamente, previsible (por el mero hecho del cambio, no porque unas políticas derechistas fueran a ayudar mas, pero mira, así es el votante medio). Catalunya dio ese giro antes que el resto del Estado (porque las elecciones autonómicas se celebraron antes que las estatales con respecto al inicio de los recortes) ¿Y quién nos gobierna? CiU, con el [insertar cualquier despectivo aquí] del señor Mas a la cabeza. ¿Y iba él a frenar la oleada de recortes que nos forzaban desde la Unión Europea? Nooooooooooooooooo… Al contrario. Los ejecutó con gusto. Fue de todas las comunidades autónomas el que mas cortó en sanidad, se quedó también a gusto en educación, fueron los primeros del Estado en subir los transportes públicos hasta límites pecaminosos, y están impulsando medidas tan fantásticas y maravillosas como obligar a pagar un impuesto de matriculación a las bicicletas, y otros etcéteras. Eso si, subiéndose el sueldo. Una joya de hombre, vaya.

Por alguna razón, sin embargo, da la sensación de que mucha gente achaca los recortes al Estado central y olvidan que (1) las exigencias vienen de la UE, ergo, son ellos el ‘origen de los males’ (si bien se podría optar por desobedecer, como tantas veces he apoyado y seguiré apoyando), y (2) cada gobierno de cada comunidad autónoma decide, con algo de libertad, de donde recortar, ergo la masacre ocurrida en los sectores de Sanidad y Educación son decisión de nuestro ‘queridísimo’ president Mas, porque bien podía haber decidido cortar de otros lados.

Volvamos al tema de la Diada. Dado el exaltado (y no dudo que con razón) sentimiento de catalanismo, o mejor dicho, de deseos de emancipación para librarse de todo el mal que están provocando los recortes, la manifestación en pro de la independencia del día 11 de septiembre fue extremadamente multitudinaria ¿Millón y medio de personas, eran? No lo recuerdo. Tenemos que aclarar un pequeño tema, sin embargo, que facilitó tal concentración, y es que (1) era un día de fiesta y (2) había cientos de autobuses patrocinados por la Generalitat que traían gente de todos los ‘païssos catalans’ a Barcelona para la manifestación. Por lo que el tema estaba muy facilitado (así que la comparación con lo que suele ser una manifestación multitudinaria convencional es poco menos que injusta, opino).

En cualquier caso, mas de un millón de personas marcharon con sus banderas catalanas o independentistas por toda la ciudad al lado de Mas. Ese personaje que tanto daño nos ha hecho a todos los que vivimos en Catalunya. Pero vendió la idea de que todo lo malo que nos está ocurriendo es por culpa de pertenecer a España y que nos roban, y que sin ellos seríamos un país estupendo y solvente, y un largo etcétera, que mucha gente se creyó. Obviamente hay muchísima gente que ya llevaba en su solapa la bandera antes, pero éste espectacular aumento ha sido, en mi opinión, fruto de una enorme mentira. Ilustraré el día con una pequeña anécdota: Volvía del centro de la ciudad por donde había pasado la mañana y por donde se iba a llevar a cabo la manifestación esa tarde. De camino a casa, caminando, vi decenas y decentas de autobuses que iban descargando a sus pasajeros cada vez mas lejos del centro (porque mas cerca, ya no cabían). Casi todos llevaban una bandera, o dos. Y mientras caminaba a contracorriente del resto de personas hacia mi casa, pues yo subía y ellos bajaban, era cada vez mayor la alienación. Definitivamente, aquella no era mi gente. Si, soy catalana, por supuesto, pero a mi los nacionalismos no me gustan, ninguno. Y las banderas tampoco. El colmo fue  (y ahí va la anécdota) cuando pasando por el Hospital Clínic, la zona donde hasta hace a penas unos días estaban haciendo obras, dos jóvenes con sus banderas en la mano buscaban una manera práctica de portarla y, al pasar por el hospital, vieron unos tubos de plástico y los cogieron para colgar su bandera. Robaron materiales de construcción de un hospital para colgar su bandera catalanista. Eso es para mi CiU.

El caso es que dada la enorme exaltación que consiguieron, el señor ese vio su oportunidad de convertirse en el abanderado del catalanismo, y adelantó las elecciones con el propósito de conseguir la mayoría absoluta que tanto ansía (probablemente como todo político) prometiendo que en cuanto tomara el poder hará una “consulta popular” (que no referéndum vinculante, ni nada así) para luego proclamar la independencia y convertirse en un héroe nacional (de Catalunya, claro). Y desde entonces empezó un circo mediático total y absoluto de “Catalunya si”, “Catalunya no”, “España si”, “España no”, con todas sus combinaciones y excusas posibles. Éste domingo pasado fueron las elecciones.

Lo peor es que ésta mierda de agitar la bandera y remover sentimientos nacionalistas (¿he dicho ya que odio las banderas y los nacionalismos?) ha sido como correr un tupidísimo velo sobre cuales son los problemas actuales en la política, ésto es: el paro, los deshaucios, la pobreza, los recortes… Y al ir a las urnas, no parecía estar votándose el gobierno de Catalunya, y por tanto el tipo de políticas que deseamos para nuestra comunidad (como se supone que estamos haciendo), si no la permanencia o no de Catalunya dentro del estado español, que no es lo mismo.

Supongo que llegados a éste punto tengo que dar mi opinión. Bueno, la llevo dando en todo momento, que para algo es un blog personal, pero me refería a sobre el partido al que votar y, por ende, con respecto al nacionalismo. Es posible que con lo largo que está siendo ésto, muy pocos lleguen hasta aquí, así que… ¿por qué no? Sobre el nacionalismo, ya os habréis dado cuenta de que no soy nacionalista. Ni nacionalista catalán, ni nacionalista español, ni nacionalista europeo, ni de ningún lado. Yo amo la tierra, amo la familia, amo las personas, amor el lugar donde nací y crecí, amor el lugar donde nacieron y crecieron las personas que amo, igual que amaré el lugar donde viviré si es que es otro; pero no amo una nación, ni amo una bandera, ni un himno. Diré una frase que dijo Carlos hace tiempo y que me caló muy hondo con respecto a la hipotética independencia de Catalunya, que fue algo así como: No quiero mas fronteras en mi vida. No, no quiero mas fronteras en el mundo dividiendo vidas. No las quiero. De hecho, quiero menos. No me desagradaría que España y Portugal fueran una, como lo es la península en que vivimos. En fin ¿por qué no? La mayoría de fronteras son arbitrarias, fruto de una guerra o un reparto de tierras entre dos magnates que murieron hace siglos. Podríamos dejarnos ya de tanta tontería.

Con ésto, no me confundáis, no alego ser partidaria de un orden mundial y bla bla bla. Creo firmemente que una gestión local es mucho mas efectiva que una centralizada para muchos de los aspectos a tener en cuenta en la política de una región, aunque no todos (ejemplo, si es que tiene que haber un ejército, que es discutible, no tiene sentido que haya un ejército por cada ciudad, eso que lo gestione un gobierno central). Igual que creo que hay cosas en que nos tenemos que poner de acuerdo a nivel mundial, véase las políticas de medio ambiente. Pero también creo que las naciones y los nacionalismos crean unas diferencias artificiales y incentivan una serie de sentimientos de superioridad con respecto a aquellos que no pertenecen al propio grupo que son falsas y muy peligrosas.

La siguiente pregunta es a quién he votado. Y no me gusta publicarlo nunca, pero ésta vez lo diré: he votado a las CUP. Son nacionalistas, pero no me importa, porque yo no he votado sobre la independencia, sino sobre el gobierno autonómico. A pesar de ser nuevos en las elecciones autonómicas, llevan años de experiencia en municipios pequeños, donde han llevado a cabo una democracia mucho mas directa, que es sin duda la que quiero yo. Al votarles a ell@s, mas que el “que” he votado el “como”. Porque da igual lo que pongan en su cartel electoral, lo que voto es el derecho a decidir sobre cualquier cosa importante. Es, en mi opinión, lo mas parecido a votar al 15M que existe actualmente, y con ello se ganan sin duda alguna mi vito y mi recomendación. Lo publico aquí una vez pasadas las elecciones, porque no me agrada en absoluto hacer campaña para nadie, pero ya les he explicado a muchos ésto mismo, dada la gran cantidad de indecisos que había y lo poco conocidos que eran.

Empecé ésta entrada a mediados de septiembre, y no creí que se alargara hasta pasadas las elecciones, pero llegados al día de hoy, imagino que tengo que hacer un pequeño análisis de los resultados. Seré breve: han sabido a victoria. A pesar de que CiU siga teniendo la mayoría, ha bajado muchísimo y está muy lejos de tener la mayoría absoluta que deseaba (y yo temía). Le salió el tiro por la culata y, en contraposición, el que subió fue el partido mas tradicionalmente catalanista (y supuestamente de izquierdas): ERC. El otro punto que sabe a victoria es que las CUP, a pesar de ser ultradesconocidas aquí en Barcelona, que es donde mas ‘valen’ los votos, porque es donde mas gente hay, han conseguido tres preciosos escaños. Por primera vez siento que estoy representada en el Parlament. Solo espero que no nos decepcionen, y en los años que estén ahí dentro metan toda la caña que puedan al resto de chorizos que gobiernan.

Mientras tanto, podemos decir que en realidad nada ha cambiado. De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 noviembre, 2012 en 15M, txt

 

Madrid 25s-29s

Como ocurre desde hace ya una buena temporada, hay tanto que decir que no digo nada, y también, probablemente, porque todo está mas que dicho. Las cosas están mal. Y a pesar de que hace ya tiempo que parecía que no podían ir a peor, cada día es peor, y ya parece que el pozo no tiene fin. Como contrapunto, la movilización cada vez es mayor. Quizás no sea tan novedosa (lo que tienen los años de lucha), ni tan mediática (cosas de la censura), pero sigue mereciendo nuestra atención.

Ahí va un pequeño documental bilingüe de lo acontecido en Madrid a finales de septiembre. Merece la pena saber lo que ocurre:

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 octubre, 2012 en 15M, Cine, txt

 

Viñetas para una crisis – El Roto

El Roto es sin duda el mejor referente de la viñeta crítica actual en España, o por lo menos uno de los mejores.

Si bien, he de admitir, que visualmente nunca ha sido de mi gusto, no podría ser con otra estética que mostrara la realidad en toda su crudeza. No encontrarás caricaturas satíricas, tan solo la verdad, resumida en una imagen, impactante, en blanco y negro, sin grises, con mayor o menor abstracción y muy pocas (pero muy correctas) palabras. Con el Roto no te ríes, además de por su genialidad, y ha sabido ilustrar la crisis que vivimos como nadie.

Y de esas viñetas ha salido un libro, una de esas pequeñas joyitas que hay que guardar en la sección de Historia de las librerías de cualquier hogar. A diferencia de lo que parece en un inicio, las viñetas no son inconexas, si no que siguen una progresión; aunque individuales, cuentan una historia. No diré mas, merece la pena echarle un vistazo, una lectura superficial se hace en 5 minutos, una profunda, depende completamente de ti.

Yo me quedaré con la última viñeta, la única que muestra un poquito de luz, un poquito de esperanza:

 

Tras la primavera de la vida, uno espera terminar los estudios y encontrarse en pleno verano social, laboral y familiar, cuando uno ya no es un joven inexperto pero conserva la energía, las ganas y la ilusión, cuanto todo son oportunidades, cuando todo es abundancia. Pero uno despierta de la primavera y en el mundo real es invierno. Y todo lo que sabías deja de ser válido. Y te sientes perdido. Frágil.

Me recuerda un poco a “Good bye Lenin”, cuando esa mujer, militante leninista convencida cae el coma, y al despertar el muro de Berlín ha caído y nada, absolutamente nada, es como era y como creía que tenía que ser.

En cualquier caso, y volviendo a la viñeta, esté tan solo oscureciendo o sea ya de noche, es tan solo cuestión de tiempo que vuelva a salir el sol, siempre lo es. Así que ánimos (a mi y a todos). Siempre hay luz al final del túnel. Siempre.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 julio, 2012 en 15M, Libros

 

Ya no es indignación…

… es ofensa.

Me ofende todo lo que esté al rededor del merluzo del presidente y de todo su partido.

Me ofende su demente orden de prioridades.

Me ofende su idiotez.

Me ofende su total falta de empatía, su egoísmo.

Me ofende que se crea el representante de los ciudadanos ante el mundo.

Me ofende que las actuaciones de ese imbécil tengan tantas repercusiones sobre tanta gente.

Me ofende su puto patriotismo de aire fascista cuando, en realidad, nos unos jodidos vende patrias.

Me ofenden sus aires de superioridad.

Me ofende la visión de su estúpido rostro.

Me ofenden los recortes, las subidas de impuestos, sus subidas de sueldos, sus pensiones vitaliceas.

Me ofende que no le importe mandar a la mierda a pueblos enteros y todas las familias que habitan en ellas.

Me ofenden las ayudas a la tortura, los tratos con la Iglesia, las primas futbolísticas.

Me ofende la precarización del presente, y la lapidación del futuro.

Me ofenden sus ilegalidades, su corrupción.

Me ofende su sistema represor, violento e incontrolado.

Me ofende especialmente su descarada actitud de impunidad.

Me ofende que no demuestre miedo a recibir una bala entre ceja y ceja.

Aunque también me ofende, y de manera muy molesta, todos aquellos que parecen despertar ahora y acusan a todos los ciudadanos de no haberse unido, de no haberse movilizado, de no haber frenado ésto antes, cuando llevamos un año y pico de no parar y hemos conseguido aquí concentraciones que no se habían conseguido en la historia, mientras los que se quejan “ahora” y no hace un año veían algo de una acampada por Tele5 y nos llamaban perro-flautas, y claman desesperadamente “algo mas” cuando los intentos por ir mas allá se tacharon de violentos e inaceptables.

Apaga la puta televisión y sal a la calle, que todo lo que dicen en los mass media es también ofensivo, pero mas ofensivo es que te lo creas.

 
1 comentario

Publicado por en 13 julio, 2012 en 15M, txt

 

Cansada no, lo siguiente

Me paré a pensar y caí derrotada. Por mucho que cambiemos nuestra manera de ver el mundo y de actuar sobre él, luego siempre hay alguien con más poder que nos da por saco. En el hipotético caso de que consigamos cambiar la cúpula directiva del país y consigamos que ésto marche bien, va a haber algún otro país que venga y nos de por saco también. Aun en el hipotético caso de que ningún país vaya a estorbar nuestra paz y nuestra soberanía, poco importa, porque siempre hay algún país, mucho mas grande, y mucho mas poderoso, que ignorará las demandas de dejar de destruir el planeta y seguirá egoístamente su camino. Al final uno piensa que es mejor bajar la cabeza y seguir adelante lo más éticamente posible dentro de las limitaciones personales hasta el final de sus días, y que sea lo que tenga que ser. No me gusta esa filosofía de vida de mula, pero uno se cansa de que haga lo que haga siempre se nos meen encima. Siempre fui a contracorriente, pero siempre en la sombra, hacerlo en un plano mas público, el de la política, es agotador, porque solo percibes derrotas. Lo se, es cuestión de tiempo. Lo se, es cuestión de insistencia. Lo se, a la larga tenemos las de ganar. Pero yo ya estoy cansada de saber y no ver. Hay quien está acostumbrado a luchar, quién lleva toda una vida de entrenamiento, yo no. Y quiero mirar al futuro y no verlo tan oscuro, quiero ver que hay un bienestar que voy a poder alcanzar una vez me independice, aunque sea mentira, pero quiero creer que ahí está, porque sin eso no quiero seguir, no se a donde voy, y no se para qué.

Quizás solo sea que éste año el calor ha venido muy de golpe y no me ha dado tiempo a aclimatarme. Quizás tampoco ayude el hecho de que he terminado el curso. Tampoco ayuda que hoy es mi último día de los escasos 10 de vacaciones. Que ha habido y hay un montón de follones con las notas y así no hay manera de desconectar. Que mañana empiezo las prácticas y quiero que me trague la tierra antes que enfrentarme a ellas. Que en septiembre se supone que termino la carrera y no se qué haré con mi vida… Nada de eso ayuda. Pero lo peor es toda la otra situación, y que los únicos rayitos de esperanza sean del tipo: cultivemos lechugas en nuestro balcón y eso que nos ahorramos.

Que si, que está bien, pero… no se, siento que nada es suficiente.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 julio, 2012 en 15M, txt

 

Llamémosle rescate (o el escándalo de la roja)

Nuestro país acaba de ser vendido. Nos han entregado a la soberanía europea a cambio de un dinero que no pedimos ni veremos. Un dinero que va a ir a parar a los bolsillos de aquellos que van a seguir echando a la gente de sus casas porque no les acaban de salir las cuentas. Un dinero que vamos a tener que pagar todos, tu y yo y nuestros hijos, con la pérdida de nuestros derechos, de nuestras libertades y nuestro bienestar.

¿La intención? Si los bancos tienen dinero darán préstamos que la gente solicite y así habrá movimiento de capital. Supongo que no les ha dado por pensar que por muchos préstamos que den (si es que se los conceden), la gente está sin trabajo y no va a poder devolverlos, porque está calando la política de la austeridad en todas las empresas y contratan a pocos y por poco. Pero su idea es que así se estimulará la economía y saldremos adelante. Eso si, como la deuda es pública y lo pagamos todos, adiós a los presupuestos para sanidad, educación y I+D. Claro que si, así se levanta un país, con gente enferma, inculta y sin nada nuevo que ofrecer.

España es ahora colonia Alemana. Lo que no consiguieron en la IIª Guerra Mundial lo han conseguido ahora. Por si no os habéis dado cuenta permanece en ellos la idea de superioridad, y desgraciadamente también en muchos de nosotros. “Es que los alemanes son muy trabajadores, tenemos mucho que aprender de ellos” ¡Tu puta madre! Dile a mi madre, a mi padre, dile a mi hermano, o a mi tío, diles a ellos, a ver si te atreves, que no son trabajadores. Aunque no niego que hay muchos inútiles por aquí, nuestro presidente el primero, y todo su partido después.

Si lo que quieren es que perdamos la ilusión por la vida y el espíritu mediterráneo para convertirnos en frías máquinas de trabajo: no, gracias, me quedo con mi sol, con mi música y mi alegría. Ya sabes, esa que venís a buscar cada verano en nuestras costas huyendo de vuestro solvente y frío país de mierda. Así que ala, adiós, nos iba mejor sin vosotros. No me da la gana de convertirme en vuestra colonia encubierta, en vuestra sirvienta, en vuestra esclava, perfectamente formada para preparar los mejores cafés por la mañana y mojitos por la noche. No, gracias.

Aunque por si ésto fuera poco, se están dedicando a realzar el patriotismo deportivo. Anuncios de refrescos, de cerveza, y declaraciones oficiales del presidente del Gobierno van al unísono en apoyar a la roja en el puto mundial de fútbol. Claro, como si no hubiera cosas mas importantes. Cada día hay mas gente viviendo en la calle, miles de familias viviendo bajo el límite de la pobreza, cada día mas vagabundos, niños yendo a clase con problemas de malnutrición, gente que pierde la vida en la cola de urgencias por que el escaso personal no llegó a tiempo, aumentos de suicidios, ancianos sin sus pensiones… Pero lo importante es que ese puñado de millonarios evasores de impuestos con uniforme metan la pelota en la portería para demostrarles a Europa que somos los mejores.

 

Ésto no es un
rescate,
ésto es una
colonización
a golpe de talonario.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 junio, 2012 en 15M, txt

 

15M

Feliz cumpleaños. Gracias por nacer. Gracias por seguir en vida.

P.D: Mi propuesta de actividad para éstos días no parece estarse llevando a cabo, pero se ha puesto a los bancos en el punto de mira de la mayoría de las acciones, lo cual me parece una muy buena estrategia (dado que tienen nuestro dinero, ya sabes). Por el momento Catalunya Caixa y Caixa Terrassa se han comprometido a negociar la dación de pago, no se si alguno mas. Actualmente están protestando frente a la sede de laCaixa y lo seguirán haciendo de forma indefinida. Ya veremos donde nos lleva ésto. Seguiré comentándolo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 mayo, 2012 en 15M, Hoy