RSS

Un día

11 Abr

Y llega el día en que una aprende
que las barbaries de la represión provocan dolor durante siglos,
que la envidia hace daño a ambos partícipes, aunque el envidiado desconozca su condición,
que cuando a unos les hace falta volar a otros les hace falta tocar la tierra,
que para continuar el camino hace falta soltar los lastres,
y que muchas veces, para conseguirlo, hace falta ayuda.

Espero, entonces, a partir de hoy
romper el cinturón que me constreñía,
borrar el odio del que fui, sin saberlo, objeto,
tocar con los pies a tierra mientras mi cabeza siga volando,
poder seguir, ligera, mi camino,
y saber donde pedir ayuda si la vuelvo a necesitar.

Gracias.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 abril, 2016 en Sin categoría

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s