RSS

La prohibición de la idiotez

28 Jun

Hace unas semanas, comiendo en casa con mis padres mientras veíamos los Simpson (como viene siendo tradición), surgió el tema de la sobrerepresentación de la estupidez masculina. Ésto es, que son muchos los personajes masculinos en la serie cuya principal o una importante característica es lo tontos que son.

Mi padre se indignaba de esa situación. Se quejaba de que les tienen a todos por tontos. Y apelando a la igualdad (para lo bueno y para lo malo), comentaba el hecho de que no se veía ningún personaje principal femenino que fuera tonta. Está la “Miss Springfield”, modelo tonta donde las haya que está enrollada con el alcalde, pero cierto es que no es un personaje ni de asomo principal. Está la mujer de jefe Wiggun, que tiene tantas pocas luces como su marido, pero cierto es también que tiene muy poca participación.

Pensando pensando en ese hecho, combinado con que muchos si no todos los que escriben esa serie son hombres, caí en la cuenta. El hecho de que no haya mujeres abiertamente tontas en los Simpson no es si no otro reflejo del tan aceptado y sutil machismo de la sociedad occidental, a pesar de que mi padre (y probablemente muchos hombres) lo viera como una discriminación masculina. Una mujer simplemente no puede ser tonta. No nos dejan ni eso.

Pongamos el ejemplo de Marge Simpson. Si lo analizamos mas de un segundo nos damos cuenta de que esa mujer es tremendamente estúpida. Y lo es por estar casada con quien está. Y dirán “oh, es que se quieren“, “oh, es que en realidad Homer es muy buen tío“, “oh, es que están los niños“, o quién sabe qué. La realidad es que Homer es un alcohólico que maltrata a uno de sus hijos y pone en constante peligro su propia integridad y la de su familia. Haber cometido el error de embarazarse y casarse con él, bueno, es lo que hay, era joven y alocada. Pero seguir con él tras por lo menos 10 años es de ser idiota.

Pero Marge es una idiota funcional: consigue alimentar a su familia, mantener la casa limpia, y aguantar los altibajos de su marido sin rechistar, porque es él el que trae (aunque a duras penas) las habichuelas a casa. Es una ama de casa modelo. Porque en éste mundo, un hombre puede ser todo lo idiota que quiera y será aceptado por la sociedad (en parte porque siempre tendrá una mujer que hará por él todo lo que no es capaz de hacer), pero una mujer por muy idiota que sea tiene que saber cuidar de su familia y de su casa, lo contrario es inconcebible.

Se presupone y se espera que una mujer sepa llevar su casa y sus hijos, como si hubiera alguna razón intrínseca en ser mujer que nos capacitara y/o nos de la responsabilidad de ser “buenas madres” mas que las que tiene un hombre. Y eso, cariños míos, es machismo.

Podría pasarme horas escribiendo sobre los mil matices que envuelven a éste tema, pero os lo dejaré para el ejercicio de vuestras propias mentes. Buenas noches.

Simpson

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28 junio, 2013 en txt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s