RSS

Basado en una historia real

06 Feb

Ésto era un guardia urbano del cuerpo de antidisturbios de Barcelona comprometido con su labor de la misma manera que el resto de sus compañeros. Al igual que otros muchos urbanos y mossos de escuadra, fue llamado para trabajar el día 27 de mayo para desalojar la acampada de plaza Catalunya. Aunque desconocemos los detalles de su actuación aquel día, podemos imaginar que cumplió las mismas órdenes que el resto, que pareció ser desalojar a los manifestantes sin demasiados miramientos (por no decir directamente: con fuerza bruta).

El caso es que nuestro amigo, consciente e indignado de la poca humanidad de las actuaciones de aquel día, no tardó en acudir a sus superiores y presentar su dimisión del cuerpo de antidisturbios. De manera que le cambiaron de cuerpo y le trasladaron a un pequeño pueblo poniendo multas.

La historia hasta lo que a mi me contaron, termina aquí, y podría dejar que vosotros, lectores, sacarais vuestras propias conclusiones, pero me cuesta resistir el comentar una reflexión positiva y otra negativa.

Empezaré por la negativa, y es que parece que aquel que muestra mas humanidad de la que se le reclama, aquel que no se quiere resignar a cumplir cualquier orden, es alejado, relegado a lugares menos convenientes para su persona. Seguro que ahora éste hombre está mas tranquilo y su empleo no supone una batalla moral, de lo cual me alegro muchísimo, pero tampoco me extrañaría que tuviera que perder mucho de su tiempo en el transporte y que su sueldo se haya visto importantemente reducido.

La cara positiva es que existe gente así, existe gente con consciencia que no quiere seguir ejerciendo de opresor y abandona su puesto uniformado en pro de la justicia social. Lo bueno es que hay gente que aun las consecuencias negativas que pueda tener una decisión así, no desean seguir siendo los verdugos sin juez. El cuerpo policial es sin duda importante en un gobierno, especialmente cuando en los últimos tiempos se ha decantado por la estrategia de la represión. Y también éste pilar es quebrantable. No se puede estar jodiendo a un % tan grande de la población, y mientras tienes a un sector defendiendo los derechos de todos, lanzar a otro para que reprima su sed de justicia. Ésta historia es para mi la muestra de que éste, al igual que el resto de los pilares que soportan el sistema, se resquebrajan. Por lo que llegará un momento en que caerá por su propio peso, sin mas.

P.D: Pido disculpas por la apropiación indebida de la historia, pero temía que si yo no lo hacía, nadie la iba a escribir, y creo que merecía la pena ser compartida. Por otra parte, creo en la libre circulación del conocimiento, especialmente cuando se hace con respeto y sin ánimo de lucro.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 febrero, 2012 en 15M, txt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s