RSS

Ésto solo lo arreglamos sin ellos

27 Ene

En mi vida he tenido que llamar 3 veces a urgencias.

La primera de ellas, había basura quemando en la calle, junto a un contenedor. Hay que decir que era el día de San Juan, por lo que los fuegos estaban a la orden del día, y aunque fuera un fuego muy pequeño, podía propagarse al contenedor cercano, así que llamé a los bomberos para que vinieran a apagarlo. No pasaron ni 10 segundos desde que colgué de hablar con ellos, que una vecina salió de casa con un cubo de agua y lo apagó. Así que volví a llamar para decir que no hacía falta que vinieran.

La segunda también tuvo que ver con basura en llamas. En éste caso un contenedor estaba echando humo. Otras dos personas estaban llamando para emitir el mismo aviso a mi al rededor, pero nos dimos cuenta a la vez de que no eramos los únicos. No era un humo exagerado, así que probablemente no era muy grande, pero no iba a ser yo quien me asomara al contenedor para ver cuan grandes eran las llamas. Me fui tras la llamada, así que no se como terminó el tema, pero no me cabe duda de que se podría haber apagado con un cubo de agua, como la anterior vez.

En la tercera ocasión estaba con Ana, y de hecho llamó ella. Unos idiotas con ganas de juerga (3 o 4 tíos), arrastraron 2 motos que estaban aparcadas en la acera hacia el medio de la Diagonal, en uno de los laterales, donde solo hay 2 carriles. Una la pusieron en un carril y la otra, unos 7 metros mas adelante, en el otro carril, así que los vehículos debían hacer ziga-zaga a escasa velocidad para no tener un accidente. Vale que no había mucho tráfico, pues eran hacia la 2 de la mañana, pero el tráfico que había estaba potencialmente bebido y/o cansado, a lo que hay que añadirle el plus de la nocturnidad. En fin, el caso es que como no nos vimos con fuerzas de mover las motos nosotras, llamamos a los mossos y estuvimos esperando a que llegaran (igualmente íbamos a estar hablando un buen rato mas). Pasaba el tiempo y no llegaban, y los coches y las motos iban esquivando los obstáculos como podían. Hasta que un par de motoristas  aparcó al lado, bajaron, ayudados por otro tío que pasaba por ahí levantaron las motos, las pusieron en la acera y se marcharon. Problema resuelto. Los mossos llamaron 2 horas mas tarde preguntando que donde estaba el problema…

Y con ésto quiero decir que muchos de los problemas que surgen se pueden solucionar (y se solucionan) sin ningún tipo de participación del Estado. No digo que policía o bomberos no sean importantes, que lo son, denuncio el hecho de que nos han creado una falsa sensación de dependencia y nos han hecho en ocasiones olvidar que el ser humano es social por naturaleza, y la cooperación para solucionar problemas comunes forma parte de ésta. Y claro que también tenemos un lado egoísta, pero me niego a pensar que éste es el que impera en la mayoría de la población.

A propósito de ésto recuerdo que de pequeños teníamos un comic de Disney, bastante grueso, con distintas historias protagonizadas por Mickey, Donald, y compañía. La verdad es que siempre me pareció bastante malo, pero el caso es que recuerdo una historieta en particular que me parece relevante. Goofy era el único barrendero de un pueblo grande y, al ser demasiado trabajo para tan solo una persona, la basura y los malos olores se acumulaban por calles y rincones de todo el pueblo. La situación era insostenible. Y supongo que fue Mickey el que tuvo la idea, siempre era así, el caso es que llegaron a una solución tan sencilla como que cada habitante y comerciante se encargara de mantener limpio aquella zona que estaba en frente de su casa o comercio. Y ya está, problema resuelto: autogestión, amigos, que podemos hacerlo solitos, pasa que nos hemos acostumbrado a que nos lo haga el todo poderoso gobierno, pero somos muchos, así que solitos tampoco supone un gran esfuerzo.

El resumen: No les necesitamos tanto, así que no tenemos por qué soportar que nos roben, nos estafen, nos dejen en la calle, y aún por encima se burlen de nosotros, solo porque gestionan los servios, y para colmo mal. No les necesitamos. Ésto solo lo arreglamos sin ellos. Apunto, sin embargo, que no os toméis ésto como basura neo-liberal anti participación del Estado. No estoy proponiendo la supresión de los servicios en pos de la privatización de los mismos, ni mucho menos, si no una gestión mas inteligente que provenga de aquellos que lo van a recibir y por tanto conocen sus necesidades. Y quiero hacer notar que no debemos perdonar los pecados del gobierno porque también tienen “cosas buenas”, ya que (1) esas cosas buenas no son favores, las estamos pagando, igual que estamos pagando por su gestión, y (2) nos conviene aprovechar la naturaleza cooperativista y empática del ser humano para construir el mundo mejor que todos nos merecemos.

 

P.D: Hoy por hoy todavía me pregunto si por ello el pobre Goofy se quedó en paro, pero espero que pudiera seguir encargándose de la gestión de esos residuos, ya que el trabajo no termina en la recogida.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 enero, 2012 en txt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s