RSS

Balance del 2011

03 Ene

Se han empeñado en los medios en decir que éste ha sido un año horrible, y no hacían mas que mendigar un poquito mas de suerte para el siguiente. La verdad es que a mi no me ha parecido tan malo.

Si, claro, al principio del 2011 un gobierno socialista abandonó sus principios y empezó a cortar derechos, y hemos terminado con otro gobierno que ya de por si no tiene un pelo de socialista y va a seguir cortando de donde no queda. Crisis mundial, el euro se tambalea, España se baja los pantalones ante las exigencias de una alemana con aires de grandeza que nadie escogió para gobernarnos… El paro aumenta, los estudios universitarios suben sus tasas, se cierran hospitales, se deja de invertir en investigación, en cultura… Los bancos se quedan con los pisos que las familias no pueden pagar (por lo anteriormente mencionado) y les siguen cobrando mientras los vuelven a poner a la venta a precios desorbitados que nadie puede pagar… Mientras tanto, nuestros impuestos se van en rescatar a esos mismos bancos de sus quiebras particulares… Ok, vale, ha sido un año de mierda.

Pero como no hay mal que por bien no venga, la necesidad de un cambio ha llevado al despertar de éste. Varios régimenes totalitarios han caído en el mundo gracias a los esfuerzos del pueblo, y allí donde el enemigo es mas difuso o plural (o donde no estamos tan civilizados como en Islandia), a los movimientos surgidos nos está costando mas tiempo, pero terminará por suceder el cambio que tanto merecemos. Y lo está haciendo bajo unos preceptos de igualdad y respeto por el mundo y quien lo habita, que aunque a veces cuesta apartar nuestra rabia, nuestra furia e incluso nuestro odio surgido de la indignación, merece la pena esforzarse y seguir. Y aunque ni por asomo deseemos el malestar que vivimos, sin él no habríamos llegado a plantearnos si el camino que estamos siguiendo (y que llevábamos años siguiendo, antes de que todo se volviera tan oscuro) es o no el adecuado. Sin pesadilla no habríamos deseado despertar, por que no nos dábamos apenas cuenta de que hasta los sueños agradables nos estaban llevando a mal puerto.

Así que en mi opinión, el balance es positivo. Que me perdonen los individuos y las familias que se encuentran ahora fuera de sus hogares y/o sin sustento económico, etc., no menosprecio vuestro sufrimiento, solo espero que haya sido un sacrificio que merezca la pena por un futuro mejor para todos. Por otra parte tampoco creo que me vaya a leer nadie en tal situación.

Ya en un plano mas personal, no me puedo quejar. Familia bien, pareja bien, amigos bien, estudios bien… La familia se amplió en mayo con Cookie y Nina, conseguí el primer curro decente para el verano después de tres años sin éxito, he vuelto a dibujar, aun las malas expectativas que presentaba el año académico, está siendo fructífero… Cierto es que no me he acabado de poner las pilas, que casi no he pisado la playa, que no he leído ni escrito tanto como quisiera, y que el fin de año lo he pasado en casita con fiebre. Pero qué leches, no hay para tanto. Sigue siendo un buen año.

Y el que acaba de empezar: mejor. Por que las semillas que plantamos del año pasado, darán sus frutos a lo largo del presente. No tengo ni idea si saldrán patatas, pepinos o un radioactivo híbrido de tomate y tabaco al que llamar Tomacco, pero algo saldrá, y estaremos aquí para recogerlo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 enero, 2012 en txt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s