RSS

Entre buenos y malos

02 Dic

Hace unos años el mundo era mas sencillo para mi. Obviamente, porque todavía era muy niña, el caso es que normalmente tenía claro quién era el bueno y quién el malo. Pero ahora no es tan fácil.

Desde que observo como la policía ha sido la herramienta de hazañas violentas e injustas, echando de su casa a familias enteras sin recursos, y golpeando y deteniendo a aquellos que manifiestan su justificado descontento con la situación… realmente veo una actuación policial cualquiera y no se qué pensar. Oigo la palabra mosso d’escuadra y solo pienso en sus porrazos y ordenes del polo de la maldad, y olvido que también detienen asesinos y violadores, y un largo etcétera de acciones que podríamos considerar en el polo de la bondad.

A veces necesito recordarlo para borrar, o difuminar por lo menos, esos prejuicios que tanto coartan mi modelo organizador desde que en las manifestaciones del plan Bolonya, los uniformados salían de sus furgones repartiendo a diestro y siniestro, sin aviso ni criterio. ¿Y luego en la huelga general de septiembre del año pasado? Ahí sí que pude ver con mis propios (y atónitos) ojos como las furgonas barrían las calles a todo trapo esperando que los manifestantes se apartaran de la calle con suficiente velocidad. Y palizas a manifestantes una y otra vez, y manipulación de pruebas, e ilegalidades a plena luz del día… Si es que… ¿Cómo no iba a cambiar la concepción de policía? Cuesta volverse un poco mas objetivo, pero habrá que hacer un esfuerzo, porque no me gusta ésta sensación, de entre rabia y preocupación, cada vez que veo una de esas luces azules.

P.D: Quedan pendientes las entradas sobre Galicia, Granada, “Maldito karma”, y una referida a mis últimos dibujos, que se me juntarán, imagino, con Navidad, Fin de Año…

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2 diciembre, 2011 en txt

 

2 Respuestas a “Entre buenos y malos

  1. Angie

    6 diciembre, 2011 at 22:07

    ¿Maldito Karma? Jeje, esa fue mi lectura del viaje de ida a Yellowstone (y aún me sobró tiempo de avión al finalizar). Realmente fue una buena elección, es muy ameno y la historia muy original.

     
  2. Aida

    6 diciembre, 2011 at 23:01

    Curioso, yo me lo compré en el aeropuerto para mi viaje de vuelta de Galicia, jejeje, obviamente no me lo terminé entonces, pero me acababa de terminar (en el viaje de ida) “La mano izquierda de la oscuridad” y no podía desperdiciar esas dos horas mirando al vacío :P
    Gracias por pasarte y comentar, Angie! :D

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s