RSS

Cansados de la indignación

05 Nov

Yo ya estoy empezando a cansarme de los indignados, eh?” Oí a una chica comentar hacer un par de días, a propósito de la manifestación del día 15 de octubre cuando, solo en Barcelona, 400 mil personas salieron a la calle para expresar su descontento. “Oh ¿de veras? ¿Estás cansada de los indignados? ¿Acaso tu no estás indignada?” Quise contestar…

¿No estás indignada porque en la universidad cada vez enseñen menos por mas dinero?

¿No estás indignada porque cada vez haya menos profesores y peor pagados, que tengan que pluriemplearse en lugar de dedicarse por completo a la educación, bajando así la calidad?

¿No estás indignada por la dirección que está tomando el asunto, en que la universidad volverá a estar reservada a la élite económicamente pudiente que pueda permitírselo?

¿No estás indignada al ver que están vendiendo la salud a los centros privados y la medicina también quedará reservada para la élite pudiente?

¿No estás indignada porque estén cerrando servicios de urgencias de ciertos centros de salud y hospitales, y tengas que desplazarte todavía mas lejos por muy grave que sea tu problema?

¿No estás indignada porque, para colmo, hayan disminuido también los servicios de ambulancias y a ese lejano hospital tengas que ir en metro?

¿No estás indignada al saber que han despedido una descomunal cantidad de auxiliares de enfermería, aunque ello esté relacionado con una mayor cantidad de infecciones en el hospital?

¿No estás indignada al ver como tus padres van a tener que trabajar hasta por lo menos los 67 años para luego recibir una pensión que no les dará ni para pagar el alquiler, y ni te cuento pagar un tratamiento médico que ya no cubrirá la seguridad social?

¿No estás indignada porque mientras los ancianos trabajan los jóvenes están en paro, los cuales además, nadie sabe cuando se van a poder jubilar y vamos los de 20 diciendo adiós a una pensión que probablemente no nos llegará jamás?

¿No estás indignada al darte cuenta de que no vas a tener un piso en tu puta vida, a menos que tengas la suerte de heredarla, y si pretendes seguir viviendo en tu ciudad de toda la vida vas a tener que conformarte con poco mas que una caja de zapatos a cambio del 80% de tu sueldo?

¿No estás indignada porque estén usando el dinero de nuestros servicios en sueldos vitaliceos y desorbitados a políticos que desconocen la cotidianidad de un ciudadano medio?

¿No estás indignada de seguir manteniendo esa costosa familia real que ya nada hace por el pueblo que dice que gobierna?

¿No estás indignada de que nuestros impuestos sigan costeando guerras absurdas en que no pintamos nada?

¿No estás indignada con que, para colmo, se gasten millones y millones de euros en rescatar bancos que a su vez echan de sus casas a familias enteras cuando éstos, tras quedarse sin trabajo y sin subsidio, no pueden pagar su desmesurada hipoteca?

¿No estás indignada con que mientras muchos viven hacinados o en las calles, hayas miles de pisos vacíos propiedad de los bancos, a unos precios desorbitados que nadie puede pagar?

¿No…? ¿De verdad que no?

¿Es que acaso no eres capaz de ver qué está ocurriendo a tu alrededor…? Mira, si nada de ésto y del resto de cosas que ocurren hoy en día afecta, si nada de ésto es para tí fuente de indignación…  Debes ser la persona menos avispada o la más egoísta que camina por las calles. Y eres afortunada de que haya gente que lucha por ti, aunque los consideres una molestia. Si, en cambio, eres una de esas personas que verdaderamente esto no le afecta, porque vive en ese otro lado de la realidad, donde los ciudadanos somos números menos valiosos que los de tu cuenta de ahorros… disfruta mientras puedas, porque vamos a por tí.

Anuncios
 
8 comentarios

Publicado por en 5 noviembre, 2011 en 15M, txt

 

8 Respuestas a “Cansados de la indignación

  1. Carlos

    5 noviembre, 2011 at 18:48

    Solo decir que ni la formación más costosa en ciencias política podría producir un discurso tan preciso en su diagnosis, tan sintético en su comunicación y tan correcto en su identificación del enemigo como esta entrada. Gracias por esto.

     
  2. Sandra

    5 noviembre, 2011 at 18:58

    Muy buena reflexión :) y buen final…jejejeje

     
  3. Aida

    5 noviembre, 2011 at 19:25

    Muchas gracias a ambos! :)

     
  4. Alex

    6 noviembre, 2011 at 14:36

    Plas plas plas… and this is the tao of fighting. Centrada, relajada y argumentada, me gusta.

     
  5. Maat

    6 noviembre, 2011 at 15:46

    Olé!! Me ha encantado Aída! Enhorabuena!! :)

     
  6. hector

    6 noviembre, 2011 at 23:00

    Muy buena, increíble la parte final

     
  7. Ingrid

    7 noviembre, 2011 at 11:12

    Brutal, un discurso digno de elogio!!
    Que pena que todavía nos encontremos tan fácilmente por las calles a personas que no ven más allá de su nariz, y que su única preocupación sea que las calles por dónde pisan sus piés estén libres de personas que “entorpezcan” sus pasos.
    Así acumulamos miserables.

     
  8. Aida

    8 noviembre, 2011 at 22:05

    Muchas gracias a todos! :D
    Ingrid! Siempre habrá gente así, y no pasa nada, no hace falta que todo el mundo esté de nuestro lado y se implique, pero de vez en cuando a una se le crispan los nervios y lo canalizo así, jejeje.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s