RSS

Begur y mas

04 Sep


El primer fin de semana OUT del verano tuvo lugar el último finde de julio, días 30 y 31.

Carlos y yo nos subimos a un tren camino a un pueblo perdido cuyo nombre no recuerdo (Flaçà?), pero que resultaba ser la parada de tren mas cercana a Begur (Girona), donde Ale (un primo de Carlos) y Leticia (su novia) nos esperaban desde el día anterior, ya disfrutando de sus vacaciones en una bungalow del camping Cypsela.

La primera tarde-noche la empleamos en dar una vuelta por Pals, famoso por su centro histórico medieval. La verdad es que es precioso. Tiene muchísimo encanto, pero tampoco tuvimos mucho tiempo para disfrutarlo, pues era tarde. Volvimos al camping, cenamos y dormimos.


A la mañana siguiente (sábado) nos fuimos en coche a Cadaqués, en la esquina mas al norteste de la península. Es un pueblecito de costa precioso, que en realidad no tiene mucha diferencia al resto de pueblos de costa mediterraneos: suelos de piedra, casitas blancas coronadas con tejas, y las playas pinceladas de barquitos. Hermoso, sin duda. Su peculiaridad radica en el difícil acceso (o llegas a través del mar, o por una carretera larga y llena de curvas, pues está rodeado de una montaña), y como curiosidad, que era la ciudad de veraneo de Dalí, así como su fuente de inspiración para algunos de sus mas famosos cuadros. Lástima que estuvo nublado y no pudimos disfrutar de las playas, pues cuando el cielo empezó a despejarse teníamos ya que emprender el largo camino de vuelta a Begur.

La tarde la pasamos dando una vuelta por susodicho pueblo, tan bonito como los anteriores (pero siempre diferente) y con una especie de castillo en ruinas coronándolo (y digo especie, porque poco queda de él) sobre una montaña de roca bastante curiosa. A la noche volvimos al camping y jugamos al minigolf (de hecho yo solo miré), y cuando volvimos a la caravana para hacernos la cena resultó que se nos había estropeado el gas, y ni agua caliente ni cocina ¡ja! Recepción cerraba a las 23h, así como el servicio técnico ¿y adivináis que hora era? Las 23:05, mas o menos, así que nada. Aunque el guardia de seguridad hizo lo posible por ayudarnos, nada fue posible hacer, y tuvimos que cocinar al microondas. Una muy buena vegieburger, dados los medios disponibles.

 

A la mañana siguiente, ya domingo, y por fin con el cielo despejado y soleado, fuimos a una playa de Begur. Muy a gustito, la verdad, tenía muchas ganas de solete. Comimos en la playa y de vuelta a Barcelona en coche.

Fue corto, pero efectivo. Volví con energías renovadas y algo morenita. Lo que necesitaba, si bien no hubiera rechazado un poco mas.

Banda sonora del viaje: Onda melodía.

Flora y fauna local: pinos y holandeses (lo siento, tenía que decirlo).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 4 septiembre, 2011 en Viajes

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s