RSS

Muñequita de trapo

02 May
Hoy voy a escribir algo.. que no me gusta nada tener este rincón tan abandonado… Voy a explicar una historieta. Basada en hechos reales, por supuesto.
 
Dificil empezar… Habia una vez? muy clásico,quizas, pero funciona… Empecemos pues: Habia una vez una niña de ¿que edad? no lo recuerdo… Cinco, seis, siete… no creo que mas. Salían de la escuela y su madre, como cada dia, les venía a buscar a ella y a su hermano mayor. Aquel dia la madre estaba especialmente contenta. Los niños habian recibido un paquete cada uno que había ido a buscar con la esperanza de darle a sus hijos una buena alegria.
 
El remitente era una amiga de la familia, gravemente enferma, que había decidido dar un regalo a los niños sin ninguna motivación clara. Debió ser un repentino acto altruista, supongo.
 
La madre dio los paquetes a los niños, que los abrieron entusiasmados por la calle de camino a casa. Me centraré en la niña que es de quien trata la historia. Su paquete contenia una muñeca, pero no una muñeca cualquiera. No era como las muñecas con las que solía jugar (tipo Nenuco), esta era de trapo con la cabeza de plastico, la tela tenia un extraño estampado con motivos amarillos, y tenia un gorrito bajo el cual asomaba un pelo corto, lacio y de color blanco. No le gustó. Al instante entró en un conflicto moral. La muñeca habia sido regalada con mucho cariño, y probablemente habia supuesto un sacrificio para el remitente. La muñeca debía gustarle.. pero no le gustaba. Y estalló a llorar.
 
La madre, probablemente no conciente del conflicto de la hija, se enfadó. Al llegar a casa guardó la muñeca en lo alto del armario sin intención de bajarla de allí.
 
La niña, sin embargo, no habia quedado tranquila. Toda la tarde estuvo pensando en esa muñeca y las circunstancias que la rodeaban. Tras mucho meditar comprendió que lo importante no era la muñeca en si, si no todo aquello que simbolizaba. Fue a su madre y le dijo: Quiero la muñeca. Su madre, estupefacta, dijo: Pero si no te gustaba…, a lo que la niña, simplemente, respondió: Pero la quiero.
 
La guardó a parte del resto de las muñecas, ya que esta no era para jugar, pero la guardó. Durmió con ella en diversas ocasiones, cosa que jamas hizo con ninguna otra. Actualmente es la única muñeca que conservo (quitando las barbies, que las tengo para que juegue mi prima).
 
¿La persona que me la regaló? Alguien muy especial, que pasó a mejor vida hace mucho tiempo, ello hace que no tenga una imagen clara de su rostro, ni de su voz, pero jamás la olvidaré.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2 mayo, 2008 en Otros tiempos

 

2 Respuestas a “Muñequita de trapo

  1. Thais

    3 mayo, 2008 at 7:20

    … q bonito aida.. en serio.. casi casi me pongo a llorar (XD sin coñas.. en serio… q triste.. estare premenstrual)
    ^^ me encanto

     
  2. Aida Mireia

    3 mayo, 2008 at 16:19

    :$ Ay… creí que esto ya no lo leía nadie xDD
    Gracias Thais!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s