RSS

Cap 2: Ojo al limón

18 Feb
Ir a capítulo: [1]
 
Quizás os estéis preguntando qué leches hacía preguntando remedios caseros para algo que no se sabe lo que es en lugar de ir al médico que es lo más sensato. Al margen de que los médicos no son de mi santa devoción… no tenía tiempo. Me pasaba la vida entre ir a clase, estudiar en la biblioteca, y estudiar en casa ¿que podia sacar 5 minutos para ir al médico? si, seguro, pero prefería ir con calma, cuando acabara todo el jaleo.

A lo que iba. Se lo comenté a mis padres. Dando por supuesto que no era mas que suciedad, claro. Mi madre me dijo aplicarme no se qué que ya no recuerdo, a lo que mi padre soltó: eso con limón!! que no hay nada que no limpie el limón!!

Limón en el ojo… uf… No me entusiasmaba nada la idea, así que dije que prefería primero ir al médico de cabezera, que me dijera que es, y luego ya decidiríamos que tratamiento seguir. Lo que ocurrió es que fue pasando el tiempo, yo me pasaba un 33% del dia leyendo y… imaginaros un texto normal (como el que estais leyendo), pero con una letrita saltando por ahí, que cuando la vas a mirar cambia de lugar, y te aparece por otra parte del campo visual, la ignoras pero sigue dando saltitos entre líneas… ¡¡¡¡Es desquicianteeeeeeeeeeeeee!!!! así que acepté el remedio casero del limón en el ojo.

En principio creí que diluido, pero no, el muy animal proponía ponerlo tal cual… Aun así iba a aceptar pero… en el último momento comprendí que era una salvajada y por mucho que me molestara, al final me negué. La respuesta de mi padre fue demostrarme que no escocía tanto como yo creía… esprimiendose un limón en el ojo él mismo…

No sabeis lo que me llegué a reir aquel dia… ¿Que no escuece? Ja!! Poco puedo describir… la gracia fue vivirlo. El caso es que escoció, y mucho, y le dejó los ojos mas rojos que… bueno, no haré comparaciones. Y direis ¿”los” ojos? siii, por que claro, una vez aplicado a uno, así pa igualar el efecto… se lo puso en el otro… Yo lloraba de la risa… Comprendió la animalada de su tratamiento, y comprendí mi delirio de casi haber aceptado… Pero a qué precio xDD

Visto el resultado opté por la primera opción, que era joderme hasta que tuviera tiempo de ir al médico, y que me hicieran un diagnóstico.

algunos llevaban limon xD

 
Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 18 febrero, 2008 en Odisea ocular, Relatos

 

3 Respuestas a “Cap 2: Ojo al limón

  1. IDO

    19 febrero, 2008 at 13:18

    creo q lo de la cuchara es mejor…
    en todo caso podrias utlilizar gtas de esas q limpian los ojos… no se es una idea

     
  2. gerard

    19 febrero, 2008 at 13:31

    Dios. ¿A que padre se le ocurre querer hechar limón al ojo de su hija? Calla, no me lo digas. Al tuyo xDD
     
    Encima luego se lo hecha el en el ojo…es que ya..
     
     
    Lemooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooóóóóóóóónnnn!!!

     
  3. Ignasi

    21 febrero, 2008 at 10:18

    La historia es muy grande xD. Habría pagado por ver a tu padre limonearse el ojo… y sin diluírlo ni nada. Olé sus huevos, claro que sí!!! Al menos pudo comprobar en primera persona que su remedio casero, eficaz o no (nunca lo sabremos… verdad? xD) era doloroso de cojones.
     
    En fins, que menos mal que no te decidiste a echarte limón al ojo así por las buenas xD.
     
    Besos cariño :**********

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s