RSS

Confesiones de madrugada

24 Feb
Y luego: una llamada inesperada.
 
Ahí estaba, el que antaño lo fue todo en mi vida, que me alegro enormemente de haber recuperado, marcando mi número de teléfono después de ¿cuanto? ¿tres años y medio?.
 
Muchos recuerdos. Confesiones. Explicaciones. Muchas risas. Y todas las espinitas que quedaban: fuera.
 
2 horas, 49 minutos y 37 segundos después, con el alma en paz, un buenas noches.
 
Muchas gracias Carlos.
 
P.D.: Lo siento por lo de la tarifa plana :$ No recordaba que la tenía :$
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 febrero, 2007 en txt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s